Cashper, créditos rápidos con ASNEF y sin nómina

CashperTras la recesión económica, muchas familias se han visto asfixiadas en cuanto a liquidez se refiere. El grifo de los préstamos personales se ha cerrado en los bancos y cajas tradicionales. Por suerte, la evolución de las tecnologías ha llevado al usuario ha establecer nuevas formas de usabilidad 100% online. Las facilidades que permite la red han supuesto un soplo de aire fresco para la asfixiante situación, en cuanto al ámbito de la financiación para particulares, se refiere. El crecimiento de los créditos rápidos tramitados vía Internet ha surgido como alternativa a los préstamos concedidos por la banca. Hay ciertas diferencias respecto a los créditos que siguen las costumbres del pasado. Destacan la velocidad para tramitar la solicitud, los trámites burocráticos y la comodidad de realizar la solicitud desde casa a la hora y día que quieras. Las nuevas entidades financieras proporcionan el dinero de forma inmediata, sin papeleos y las 24 horas del día, los siete días de la semana.

La compañía crediticia Cashper ayuda a los usuarios que buscan ayuda económica rápida y urgente. Sus minipréstamos son accesibles para personas desempleadas cobrando prestación, para jubilados e incluso con ASNEF. No es necesario, por tanto, tener una nómina para poder solicitarlos. Los pasos a seguir para obtener una inyección de liquidez en casa son muy sencillos, en tan solo 3 clics, podrás disfrutar de tu dinero ¡Toma nota!

  1. Entra en la página web de Cashper y rellena el formulario online con tus datos personales. Haciendo uso de su calculadora automática de préstamos podrás elegir el importe (de 50€ a 500€) y el plazo de devolución (de 15 a 30 días) para saber cuánto debes devolver.
  2. El agente encargado de tu expediente, tramitará tu solicitud y se pondrá inmediatamente en contacto contigo para informarte de la aceptación del crédito.
  3. En menos de 10 minutos podrás disponer del dinero si tu cuenta bancaria pertenece a alguno de los bancos asociados de Cashper: Sabadell, Bankia, Santander o Caixa Catalunya. Trabajan con los bancos anteriores mediante un sistema que no requiere la validación de la entidad, por tanto, pueden asegurar que el dinero estará en tus manos en menos de 10 minutos. De no ser así, estará disponible en tu cuenta en menos de 24 horas.

La política llevada a cabo por la entidad intenta minimizar al máximo las gestiones para cumplir de este modo, con uno de los requerimientos de los usuarios. Gracias a esta simplificación, el proceso es muy ágil y rápido. Eso sí, el acreditar tu identidad y tu situación económica son trámites que no se pueden eludir. Es necesario enviar por correo electrónico o por fax una copia escaneada por ambas caras del DNI, un justificante bancario donde se visualice el número de cuenta y la persona titular de la misma y una nómina o justificante del paro o pensión.

¿Cómo devolver el préstamo?

El límite máximo para abonar el minipréstamo es de 30 días aunque siempre existe la posibilidad de devolverlo antes del vencimiento. Con la misma facilidad con la que se obtiene el dinero, se devuelve. La flexibilidad a la hora de liquidar la deuda permanece constante a lo largo de todo el proceso. Para reintegrar el dinero se puede optar por un ingreso en efectivo en alguna de las cuentas de Cashper (Sabadell, Santander, Caixa Catalunya o Bankia), un ingreso en alguno de los cajeros automáticos de las entidades anteriormente mencionadas o realizando una transferencia bancaria vía Internet. En todas ellas es importante indicar en el concepto del ingreso el número de cliente para dar por cerrada la operación.

Los operadores de atención al cliente de Cashper, se pondrán en contacto contigo días antes de la fecha límite de devolución para recordarte la cercanía de la misma mediante SMS y e-mail. A diferencia de otras compañías crediticias, Cashper no ofrece prórrogas que permiten retrasar el pago. Aún así, en la mayoría de los casos será posible llegar a un acuerdo para poder abonar el dinero más adelante.

¡Cuenta con Cashper para cubrir gastos inesperados haciendo clic aquí!

Aspectos a tener en cuenta de Cashper

La cuantía máxima a la que se puede optar en el primer préstamo es de 200€. La compañía prefiere cultivar una relación de confianza e ir subiendo la cantidad poco a poco según vayan reembolsándose puntualmente las cantidades de los créditos. En poco tiempo, se podrá acceder al máximo permitido por sus sistemas.

Una vez se liquida la deuda, se puede acceder a otro minipréstamo sin ningún límite de peticiones. Ahora bien, si se ha demorado el pago, los asesores analizarán el expediente para buscar soluciones que impidan que esta situación vuelva a repetirse. Una medida habitual es que el cliente no pueda aumentar la cuantía hasta que quede constancia de su compromiso en el cumplimiento de los plazos del reintegro.

HolaDinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *